LOS CONVENIOS NO SE TOCAN