Lista de Noticias Pasadas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

  • Registro

Se generaliza el reclamo

Ratio:  / 0

SE GENERALIZA EL RECLAMO

En Rosario también hicimos escuchar nuestra voz reclamando soluciones para el sector fluvial

 
El pasado miércoles 25 de septiembre, la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval, FeMPINRA, realizó un plenario de delegados de las organizaciones gremiales de trabajadores que la integran. La multitudinaria reunión llevada a cabo a sala llena en un importante hotel de la ciudad santafesina, tuvo como objetivo trasladar a los cuerpos de delgados de cada gremio y a la opinión pública en general, la preocupación de la dirigencia sectorial por la falta de una política que posibilite la reactivación de la marina mercante argentina -tanto de ultramar como fluvial-, de la actividad portuaria y de la industria naval.
Lógicamente, detrás de todo está la generalizada preocupación por la pérdida de fuentes de trabajo tanto en el sector del personal embarcado como en el de los puertos y el de los astilleros y talleres navales.
Si bien la convocatoria estaba dirigida a los gremios que integramos la FeMPINRA, la importancia de los temas a tratar y su enorme impacto social y económico en la región, motivó que se hicieran presentes en el plenario importantes dirigentes políticos, de la actividad marítima, de la industria naval y hasta de una de las más importantes entidades que representa a los productores agropecuarios en la persona de su Presidente (Eduardo Buzzi de la Federación Agraria Argentina).
Nuestro gremio estuvo representado en tan importante evento por el Secretario General, el Adjunto y el Gremial -los compañeros Alessi, Luna y Raimundi, respectivamente- es decir con la más elevada representación posible, dada la trascendencia que se le asignó al mismo.
La apertura de la jornada estuvo a cargo del Presidente de la Federación y Secretario General del Sindicato Argentino de Obreros Navales Cayo Ayala quien puntualizó como una “deuda de la democracia” que la “…industria naval, la marina mercante y puertos, (hayan sido) los tres pilares más descuidados por la política de transporte de los últimos treinta años”. También manifestó que uno de los objetivos del plenario es hacer visible el reclamo por “…la restitución de instrumentos legales que nos devuelva protagonismo en el transporte. Queremos el compromiso de la creación de un Ministerio de Transporte”, finalizando su alocución con claro mensaje a los responsables de la triste realidad que viven estos sectores: “Vamos a luchar políticamente. Tenemos que terminar con la mentira, el fraude y el doble discurso”.
A continuación habló Juan Carlos Schmid, Secretario Adjunto de la Federación y titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento quien también hizo referencia a la “deuda” de la dirigencia política preguntándose “¿Cómo puede ser que en 30 años de democracia no hayamos podido generar una ley de marina mercante y perdamos u$s 5000 millones en fletes por no contar con una flota propia?. También advirtió que la falta de una política sectorial cambia el eje del quehacer gremial: pasamos de discutir niveles de remuneración y condiciones de trabajo a hacerlo “…por situaciones que tienen que ver con los puestos de trabajo”. Puso en evidencia, una vez más que esta falta de apoyo genera un “achicamiento” que se traduce en cada día más desocupación.
La situación de crisis del sector del transporte fluvial de bandera argentina -nuestro tema de mayor preocupación- fue encarado durante la reunión por nuestro Secretario General, Armando Alessi, y por el del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo, Julio González Insfrán. El compañero del Centro de Patrones centró su participación en la descripción del estado de la Hidrovía, de la merma en la participación de nuestra bandera en el transporte fluvial regional y en el fenomenal crecimiento que ha tenido la flota paraguaya al amparo de la política de promoción para el sector instrumentada por su gobierno. Política permanente que se ha mantenido en los últimos años y con gobiernos de distinto signo político, lo que se llama, una “política de estado”. También hizo referencia a las ventajas del transporte fluvial respecto a los otros sistemas, a las asimetrías que existen actualmente entre la bandera argentina y la de los otros países signatarios del acuerdo de navegación por la Hidrovía Paraguay-Paraná y las medidas necesarias para revertirlas (El lector encontrará en el documento “Bases para un transporte fluvial regional competitivo” disponible en esta página, la matriz de la exposición de Julio González Insfrán)
El compañero Secretario General de nuestro gremio completó el panel dedicado al transporte fluvial, haciendo una encendida crítica a la falta de una política de promoción para este sector. Falta que “castiga” la permanencia de las embarcaciones en bandera argentina y fomenta su traslado a la bandera de los países vecinos que tienen una clara conciencia de la importancia económica y estratégica de contar con una flota fluvial propia. Nuestro compañero paleteó así el dilema: “Los armadores argentinos no tienen la culpa; son empujados al Paraguay que les da las ventajas que la Argentina les niega y que, encima, no hace cumplir los protocolos de igualdad en la navegación por el Mercosur. No es el costo del salario el que más incide en el costo total, sino las cargas laborales. Por eso un trabajador paraguayo es más barato que uno argentino. Paraguay hizo lo que hizo porque Argentina le dejó hacer; porque nadie en la Cancillería tiene las bolas bien puestas para exigir el cumplimiento del protocolo”. En este punto al igual que cuando nuestro Secretario General  mencionó la falta de respuesta al reclamo de mayor seguridad en la navegación fluvial, recordando la trágica y absurda muerte de muchos compañeros marítimos en el B/T “POLARIS” y en el b/a “RÍO TURBIO”, sala saludó sus palabras con un estentóreo aplauso.
Puso en evidencia que, una vez más, las promesas de los funcionarios son sólo eso y que, verdaderamente, no existe real interés en encontrar soluciones a esta problemática. De otra manera no se entiende que el proyecto de decreto para eliminar el privilegio con que cuentan los buques paraguayos para navegar nuestras aguas sin embarcar práctico argentino siga “navegando” en los vericuetos de la burocracia. Dos pedidos de audiencia al Secretario de Legal y Técnica de Presidencia -área administrativa en la que supuestamente se encontraría el expediente- nunca fueron respondidos.
A su turno, la representación de los trabajadores de la industria naval también hizo escuchar su queja por la falta de políticas para el sector que alienten la inversión en buques y artefactos navales. El Secretario Adjunto del Sindicato de Obreros Navales, SAON, Juan Speroni señaló, en forma terminante “…que en diez años no se hizo nada en materia de industria naval, a pesar de que Néstor Kirchner había dicho que sería una prioridad de su gobierno”, reclamando, a su vez, la pronta sanción de “…una ley de marina mercante, industria naval y de reserva de cargas”.
La jornada culminó con una disertación del analista del Instituto de Planeamiento Estratégico Dr. Jorge Castro, quien diagramó cómo será el futuro para el comercio exterior argentino. Auguró que la demanda de alimentos de Asia generará una nueva etapa de crecimiento para la Argentina a partir de los altos precios de las materias primas de exportación y que el aumento de los volúmenes transados operará en la industria del transporte un cambio revolucionario. Mencionó, como ejemplo de esta profunda transformación, que Maersk está construyendo buques de 18.000 TEUS y que sólo existen en el mundo 25 puertos que pueden recibirlos. Ninguno en nuestro país puede hacerlo.
Como resumen del mensaje del sector del trabajo quedó claro que nuestros reclamos de hoy tienen mayor afinidad con los del sector empresario. Y que con las diferencias lógicas están casi equidistantes de la política, o mejor dicho de la falta de ella, del Estado nacional. Se mencionó como conveniente para un futuro próximo, establecer mecanismos de diálogo estable con el sector empresario, a través de confederaciones que agrupen a ambos sectores para expresar de manera consensuada lineamientos comunes de una política de transporte para el desarrollo nacional, con un Estado que, sin dejar de regular, se concentre en promover y facilitar el desarrollo de la actividad.

Ver fotos del congreso de Fempinra

AddThis Social Bookmark Button
Ubicacion:
Pinzon Nº 281
Buenos Aires -Argentina
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Datos Utiles:
Telefono Nº
 4362-0080
4362-0880
4362-9526
4362-9759